En todo proyecto hay un momento importante, ese en que decidimos el nombre. En este caso hablamos del nombre de dominio. Necesitas unas gotas de creatividad e imaginación, algo que desde aquí no podemos hacerte llegar. Pero lo que sí que podemos hacer es explicarte una serie de aspectos muy importantes que debes tener en cuenta para elegir un buen nombre de dominio.

El nombre del dominio no es un elemento decorativo. Debes darle la importancia que tiene porque, si lo eliges bien, puedes

  • posicionar antes,
  • transmitir una imagen acorde a lo que buscas
  • y generar marca.

En este post vamos a montar un ejemplo para verlo más claro. Imaginemos que queremos crear un portal de venta de entradas de cine.

Factores a tener en cuenta para elegir un buen nombre de dominio

Más adelante comentaremos algún aspecto concreto sobre los dominios de carácter global o internacional, pero para no complicarlo excesivamente vamos a suponer que el alcance geográfico del negocio se limita al territorio español. Son muchos los factores a estudiar a la hora de elegirlo. Estos son los que nos parecen más importantes:

1. Hacer Marca

Es difícil hacer marca, pero si tienes capacidad de difusión para conseguirlo y apuestas por ello, lo lógico es que el dominio sea la misma marca (como Freixenet.es) o cuando menos, la incluya (Brugal-rum.com). Elegir un buen nombre de marca no es el objetivo de este post.

2. Facilidad Fonética

Es importante que cuando escuchamos el dominio, sea inteligible y no de lugar a ambigüedades. Los términos anglosajones son cortos y sonoros, y es tentador utilizarlos. Pero lo normal es que nos causen problemas. Haz esta prueba: imagina que lo estás anunciando en una cuña radiofónica. Lo ideal es que no haya lugar a confusión sin verlo escrito, solo escuchándolo.

3. Fácil de memorizar

Un dominio debe ser corto y fácil de recordar, por motivos obvios.

4. Posicionamiento (SEO)

El factor SEO en la elección de dominio merece que le dediques su tiempo. Si incluye un término con un volumen de búsquedas interesante, es otro punto ganado, porque tu proyecto será más fácil de posicionar y puede ganar tráfico en menos tiempo.

5. Que te guste

Si para cumplir los puntos anteriores tienes que elegir un dominio que no te gusta, es un precio demasiado alto. Dale otra vuelta y encuentra el equilibrio entre tus gustos y los aspectos más prácticos.

6. Que esté disponible

Y por supuesto, que el dominio elegido esté libre, algo que no suele ser fácil porque todo lo que tiene sentido o simplemente suena bien, está ya cogido (en muchos casos a la venta, pero por importes pocas veces asumibles para un proyecto que nace). Puedes comprobar si un dominio está disponible y su precio en sitios como dondominio, piensasolutions, godaddy… Si el ámbito de tu proyecto es principalmente España, es recomendable que reserves el .com y el .es

Puedes utilizar una simple excel como la que te mostramos en la imagen para estudiar tus candidatos a dominio. El resultado que recojas tras hacer la valoración pretende ser objetivo y ayuda a ver las cosas un poco más claras. En la excel de la imagen, la fila superior incluye unos valores con los que se puede ponderar cada factor en función de la importancia que le quieras dar.

Factores para elegir un nombre de dominio

Factores a analizar para elegir un buen nombre de dominio

En el ejemplo, hemos elegido algunos que podrían ser nombres de dominio en un proyecto que implementaría un portal de venta de entradas para eventos en general, o para cine en particular. Los marcados en amarillo, son algunos muy conocidos en ese sector. Los demás, son algunos que hemos ideado rápidamente para el ejemplo.

Algunos términos que nos ayudaría a posicionar estos nombres pueden ser «ticket» «entrada» «venta de ticket» «venta de entradas». Habría que consultar los volúmenes de búsquedas de estos términos y otros similares para tener claro cuáles son los que podrían traernos más tráfico. Hemos incluido otros como «butaca» «pase» «cine» «fila»… que no ayudan a posicionar pero sí a identificar de cara al usuario de qué trata la web, y facilita que la recuerden. Más aún si es una expresión como «buena fila» algo que siempre buscamos cuando vamos al cine, o «es buenísima» que es lo que decimos cuando nos ha gustado una película.

El término «ticket» es ambiguo en cuanto a su deletreo, ya que podría ser «tiquet». En cuanto a «intellitickets» todavía es más complejo y ambiguo. En cualquier caso, si hablamos de un proyecto de ámbito internacional, «ticketmaster» es muy adecuado.

Respecto a la disponibilidad, observamos que más de la mitad de los términos que hemos añadido al ejemplo, ya están cogidos. Como decíamos antes, no es fácil encontrar algo con sentido o que simplemente suene bien.

Las valoraciones son ejemplos, pero sirven para que os hagáis una idea de cómo se puede hacer este análisis.

Dominios con extensiones especiales

En los últimos años ha surgido la posibilidad de utilizar dominios especiales, como .academy, .shop, etc. Este tipo de extensiones para dominio tienen sus ventajas. La principal es que esa extensión indica con claridad a Google a qué se dedica el sitio, con lo que podemos posicionar con más facilidad. También son bastante más caros, aunque el problema principal es que en España estamos acostumbrados al .es y .com. Por eso, en este sentido y mientras no se generalice y el público se habitúe a usarlos, recomendamos escogerlos de ese tipo (.es y .com)

Nombres de dominio para nichos

Si estás intentando trabajar un nicho (por ejemplo, una tienda especializada en «alfombras persas»), el factor 4, SEO, debería tener mucho peso en la ponderación. En otro tipo de proyectos, quizá te interese más ponderar la marca. Si encuentras un término que cumple ambos objetivos, sería ideal.

Nombres de dominio para proyectos internacionales

En caso de que la comercialización se vaya a producir también en el extranjero, debes asegurarte de que el nombre del dominio que vayas a elegir no tenga un significado problemático en los idiomas de los países en que planeas expandirte. Hay que tener mucho cuidado. Ha habido sonoros tropezones en ese sentido por parte de grandes multinacionales. Basta recordar casos como el Kia Borrego en España, el Toyota MR2 en Francia o el Honda Fitta en Suecia.

El factor emocional en la elección de un nombre de dominio

El factor emocional al elegir el dominio es importante. No seré yo quien diga que eso no importa, te tienes que sentir a gusto con él. Pero es totalmente necesario que tengas claras las implicaciones que suponen todos estos factores para que tomes tu decisión con el máximo de información posible.

¿Te ha sido de utilidad para clarificar tus ideas? ¿Necesitas ayuda o te ha quedado alguna duda?