¿Publicidad en mis redes sociales? No gracias

En el inicio de las redes sociales, el denominado Social Commerce generó muchas expectación, se veían como un canal con grades posibilidades de negocio, pero la euforia inicial dio paso a la realidad. Vender en el Social Media, no era (ni es) fácil. Por un lado aquellos primero usuarios vieron la publicidad, como un elemento intrusivo en sus cuentas sociales. Después de un proceso de adaptación, los usuarios se están volviendo inmunes a la publicidad que lo inunda todo y las tasas de conversión son más bajas que hace unos años. Había llegado el momento de diferenciarse, de hacer las cosas de otra manera, de captar la atención “aportando valor”, de interactuar.

Lo cierto es que aunque las estadísticas nos digan que “un usuario está presente en las redes sociales durante unos 35 minutos diarios, de media, hacer que muestre interés sobre tus productos durante al menos 1 segundo, es tarea complicada, primero, porque es muy posible que no tenga intención ninguna de comprar en ese momento, y porque además, otras empresas, estén tratando de venderle otros productos similares, al mismo tiempo.

 

 

 

Llegados a este punto, hay que entender entonces que las llamadas a la acción en los canales sociales, no funcionan de la misma manera que cuando un usuario está interesado en tus productos o servicios,  y ha llegado a tu sitio web con la intención de comprar o contactar. En este último caso, la decisión de compra es mucho mayor.

El Social Commerce se está tranformando ¿Sabes cómo vender en las redes sociales? #RRSS #SocialCommerce - tuitéalo

Social Commerce

Definiendo el Social Commerce como una parte del comercio electrónico que utiliza una serie de estrategias en las redes sociales para ayudar en la compra y venta online, de productos y servicios, podemos definir dos lineas de acción.

El Social Commerce directo, se basa en la publicación de post en los que se muestra una imagen del producto y se llama la atención, para que el usuario acceda a través de un enlace a una landing o ficha de producto, que están preparadas para facilitar la compra final.

El Social Commerce indirecto utiliza técnicas totalmente diferentes, pero buscan la misma finalidad. Está basada en ofrecer contenido útil y de calidad, cercanía con el usuario, de manera que se va estableciendo una relación, que genera confianza y reputación con los seguidores y que facilitará la compra a medio o largo plazo.

Ambas estrategias pueden ser usadas de manera complementaria. Esta última, es casi siempre la mejor, ya que se consigue establecer una conexión previa con el usuario. Al mismo tiempo las personas impactadas por los mensajes e información, comienzan a interactuar, y esto es clave para que se establezca con el tiempo, un diálogo, un interés y una intención de compra, a veces motivada por la percepción que se ha conseguido transmitir de la marca, mediante la aportación de contenido útil y valorado, por parte de los usuarios. Además estos futuros clientes pueden llegar a ser prescriptores y suelen tener tasas de recurrencia mayor en el largo plazo.

Las redes sociales dan la oportunidad de humanizar la empresa, de conectar con tu público objetivo - tuitéalo

 

Es por tanto a través de las redes sociales que vamos a poder enseñar y mostrar nuestros productos, que nos conozcan y hablen de nosotros, podemos ayudar al usuario a aclarar sus dudas, podemos enseñarle como resolver una necesidad y como aportamos información de valor sobre ella, podemos tener una atención al cliente rápida y efectiva. Todo ello, genera relevancia, autoridad y marca.  Ayuda a que nos valoren positivamente y que nuestros productos o servicios, sean recomendados.

 

 

Socializa tu negocio, interactúa con tus clientes

Por lo tanto el Social Commerce es posiblemente una de las asignaturas pendientes de muchas empresas que todavía no han dado ese paso definitivo, porque no saben el retorno tan interesante que les puede suponer.

El Social Commerce está cambiando y las cuentas sociales evolucionan para convertirse en puntos de venta directos. - tuitéalo

 

Las redes sociales se han integrado en la vida de los consumidores y cada vez están más presentes en ellas. Su presencia es transversal y no se limita al ocio, se emplean cada vez más para para tomar decisiones de compra y valorar servicios y empresas. Es por tanto importante crear un entorno social de tu empresa, para que te conozcan, te valoren, y te recomienden. El Social Commerce es cada vez más importante y necesario, una parte más de tu negocio online u offline.  Aprovéchalo.