Como cada año, los profesionales del sector esperamos el estudio sobre el Comercio Electrónico en España, que elabora ONTSI. Sus indicadores junto con nuestras propias sensaciones nos ayudan a sacar conclusiones y a tomar decisiones.

 

Red.es y ONTSI

Para quien lo desconozca, Red.es es una entidad pública adscrita al Ministerio de Industria, Turismo y Comercio que busca fomentar el desarrollo de la sociedad de la información en España. A través de ONTSI, el Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información, publica regularmente un estudio de la evolución del uso de las TIC en los hogares españoles, haciendo un especial énfasis en la medición de una serie de parámetros que nos permiten observar el comportamiento del comercio electrónico B2C e identificar tendencias.

 

Contexto

Obviamente, el contexto influye notablemente en esta actividad económica, como en cualquier otra. Los parámetros principales son el aumento del PIB español que ha sido del 3.6%, unido a un IPC de 1.4% y un aumento del consumo en los hogares del 3%, todo ello englobado en un ambiente positivo.

En ese escenario, el dato más relevante de la actividad del comercio electrónico B2C es que durante 2016 creció un 22.2% (27.5% el año anterior) llegando a un volumen total de casi 25400 millones de euros. El aumento del número de internautas, los que de entre ellos se animan a comprar online y el incremento de la actividad de los que ya compraban con un aumento del gasto medio, son algunas de las variables que contribuyen a esa tendencia al alza.

Según ONTSI, el comercio electrónico B2C creció un 22.2% en 2016 - tuitéalo

 

Las claves del ecommerce en 2016

Es interesante seguir año a año cómo evoluciona el perfil del internauta y sus costumbres. Hay muchas maneras de llegar a tu público objetivo, y el uso de las redes sociales a nivel empresarial permite aprovechar la potencia de segmentación que ofrecen.

  • El perfil del comprador no cambia mucho. Entre 25 a 49 años, con estudios secundarios o universitarios con un nivel económico medio/alto y residencia en poblaciones de más de 100.000 habitantes. Hombre en mayor medida.
  • Se intensifica la actividad de los mayores de 50, como es lógico.
  • El número de los que declaran comprar frecuentemente aumenta, al igual que las categorías. Compramos más a menudo y más variedad de productos.
  • Se intensifica nuestra búsqueda de información online. Cada vez nos apoyamos más en las opiniones de los usuarios y hacemos comparaciones de precios.
  • En cuanto a las formas de pago, la tarjeta de crédito es la principal, seguida de Paypal. Sin embargo, el contrareembolso baja.
  • El pago con móvil según el estudio, no termina de coger ritmo.

Según el estudio de ONTSI, el pago con móvil no termina de consolidarse - tuitéalo

 

El comportamiento y la confianza del comprador

La confianza es un factor clave para el crecimiento que se puede apreciar. Ha costado mucho vencer la resistencia al uso de métodos de pago en las páginas web pero, hoy por hoy, si bien los internautas son conscientes de los riesgos, han dejado de ser rehenes de su propio desconocimiento y se han lanzado a aprovechar los servicios que el ecommerce ofrece. Algunos indicadores dicen lo siguiente:

  • La compra a través del móvil aumenta, aunque los usuarios solo hacen la cuarta parte de sus compras a través de ese dispositivo.
  • El 16’9% declara haber tenido problemas con alguna compra.
  • Aumenta el número de compradores que han devuelto algún producto.
  • Los sellos de confianza y calidad pierden importancia en la percepción de los usuarios y retroceden. Sin embargo, se da gran importancia a las garantías de devolución o sustitución.
  • Los plazos de entrega resultan un aspecto fundamental y se estima el margen de tolerancia entre 48 y 72 horas.

Ecommerce. Los sellos de confianza y calidad pierden importancia en la percepción de los usuarios - tuitéalo

 

Previsiones de evolución del ecommerce en España

Hay un colectivo al que le cuesta romper esa barrera invisible y no se atreve a comprar. El perfil viene a ser según el estudio, principalmente mujeres mayores de 50 años, residentes en zonas rurales y de clase media/baja.

Los motivos para sus reticencias vienen sobre todo por la sensación de inseguridad, tanto en la gestión de información personal como al hacer el pago, pero también que sienten la necesidad de ver y tocar el producto. De todas formas, lo que el estudio concluye es que solo el 11,2% de este colectivo se declara abierto a comprar online en el futuro.

Se estima que el crecimiento continuará su progresión, si bien hay que entender que conforme el sector va alcanzando la madurez, el crecimiento se ralentiza, como se puede apreciar en los países más avanzados en este sector, como pueden ser los escandinavos.

 
Lo que te hemos contado no es más que un esbozo. Si quieres ver el informe completo, puedes hacerlo en el siguiente enlace

Quieres mejorar tu ecommerce?

Quieres que te ayudamos con las Redes Sociales para tu Empresa?