Evalúa tu idea de negocio con objetividad

Si quieres emprender, seguramente ya habrás estado pensando en ideas de negocio. Incluso es posible que ya tengas decidida esa idea. Antes de lanzarte, evalúala con ojos críticos, no como un padre o madre hablan de sus hijos. Observa que, a menudo, cuando nos enamoramos de una idea de negocio nos creemos en la certeza de que hay un montón de clientes dispuestos a pagar por ello. Investiga y asegúrate de que no existe nada igual o parecido. Se llaman productos sustitutivos, y deberías conocerlos a fondo para determinar en qué se diferencian de tu propuesta, ya que podrían pisarte el mercado.

Enamorado de tu proyecto no eres objetivo. Debes evaluarlo con mirada crítica, no con ojos de padre - tuitéalo

Por dónde empezar

Si has decidido emprender pero todavía no has concretado tu proyecto, ponerte a buscar ideas de negocio no es una tarea fácil. Cuando pensamos en qué negocio emprender, estamos buscando algo que nos guste, pero también queremos obviamente, que sean negocios rentables.

Tanto si sois un equipo como si estás emprendiendo en solitario, la mecánica puede consistir en algo así:

  • Elaborar una lista con vuestras competencias
  • Elaborar otra lista con vuestras aficiones
  • Y una tercera lista con necesidades que habéis detectado en cualquier ámbito y que os parece que están mal resueltas
  • Desatar vuestra creatividad para buscar soluciones a esas necesidades con lo que vuestras competencias y conocimientos pueden ofrecer

Una idea de negocio que te haga disfrutar

Invierte cierto tiempo pensando qué quieres hacer, a qué te quieres dedicar. Es una decisión crítica, nada menos que tu propia felicidad depende de ello. A nuestro modo de ver, un objetivo al que no debes renunciar es el de disfrutar trabajando. Si lo consigues, el trabajo se convierte en una de tus pasiones en lugar de una de tus obligaciones. Lo pasarás tan bien trabajando como practicando tu deporte favorito. Es entonces cuando el llevarlo en la mente las 24 horas del día, y dedicarle todo el tiempo que requiera, deja de ser un problema.

Busca una idea de negocio que te apasione. Sólo así serás capaz de ofrecerle la dedicación que exige - tuitéalo

En resumen…

Tú y el resto del equipo promotor si lo tienes, debéis preparar una lista de posibles ideas de negocio poniendo en una coctelera vuestros conocimientos, experiencia y aficiones. Analizad a fondo las que más os gusten para aseguraros de que pueden ser negocios rentables.

Algunos campos que explorar si tenéis una base técnica, son el internet de las cosas, la realidad aumentada, el big data o el vehículo comunicado. Otros campos pueden girar en torno a la ecología, o a las necesidades que se derivan de nuestro modo de vida, como son el cuidado de los dependientes, de los niños, y de las mascotas o a las que se derivan de nuestra falta de tiempo, algo que nos agobia con tanta frecuencia. Reflexiona, ¿qué necesitarías tú?

El caso es que tienes que buscar una idea de negocio acorde a tu perfil. Lo que sí te sugerimos es que, cualquiera que sea la idea, la estudies bajo el prisma de internet y cómo puedes aprovechar las ventajas que el mundo online puede aportarte. No te encierres tras las barreras de un negocio exclusivamente físico. ¡Pueden salir grandes ideas de la mezcla!

No encierres tu idea tras las barreras de un negocio exclusivamente físico - tuitéalo

Analiza tu idea de negocio bajo el prisma de lo que internet te puede aportar - tuitéalo

Anterior: La importancia del Equipo                                      Siguiente: Busca ayuda y déjate orientar